09/23/2021

Hawacowo

Información, noticias y actualidad para todos los humanos

Nebulosas

Diez nebulosas simplemente espectaculares

El cielo está plagado de objetos astronómicos fantásticos de una belleza sin igual. Allí, donde reina el caos, nosotros vemos paz y se convierte en algo casi mágico y místico. Estrellas y planetas de colores, galaxias, cúmulos estelares y sobre todo nebulosas que dibujan las más asombrosas y espectaculares formas. En esta ocasión toca conocer diez nebulosas simplemente maravillosas.

Las nebulosas representan la muerte de estrellas o el nacimiento de otras nuevas, por ello son objetos muy valiosos para el conocimiento de la formación del universo. Muchas veces escucharemos nombrar a las galaxias también como nebulosas y es que su apariencia difusa en siglos pasados través de los primeros telescopios no se diferenciaba de las verdaderas nebulosas gaseosas. No fue hasta 1925 cuando Edwin Hubble descubrió que la vecina Andrómeda era verdaderamente una galaxia como la nuestra. Por ello el catálogo Messier y el nombrar nebulosas a otros cuerpos es una herencia del pasado. Vamos con nuestra lista.

Nebulosa del Anillo

La primera nebulosa de nuestra lista es un objeto muy conocido por los astrónomos aficionados y aunque se separa de nosotros más de 2000 años luz es posible observarla con pequeños y accesibles telescopios. Se trata de la Nebulosa del Anillo, The Ring Nebula, catalogada como M57, NGC 6720 o nebulosa anular de la constelación de Lira. Su descubrimiento fue a cargo de Charles Messier allá por el año 1779 y su forma redondeada dio nombre a las “nebulosas planetarias”.

Nebulosa del anillo

Nebulosa Reloj de Arena

Esta misteriosa nebulosa situada a 8000 años luz de nosotros parece que nos está observando con un gran ojo en su centro. Es denominada la Nebulosas Reloj de Arena y fue descubierta por la astrónoma norteamericana Annie Jump Cannon, pieza clave en la clasificación actual de las estrellas. Está clasificada como MyCn18, Hourglass en inglés.

Nebulosa Reloj de Arena

Nebulosa Chorros Gemelos

Situada en la constelación de Ofiuco, para algunos la que debería ser el decimotercer signo zodialal, encontraremos esta belleza de nebulosa Mariposa, la M2-9. También recibe los nombres de nebulosa de los Chorros Gemelos, Alas de Mariposa o en inglés The Twin Jet Nebula. Este objeto es un ejemplo sorprendente de nebulosa planetaria bipolar, las cuales se forman cuando el objeto central no es una sola estrella, sino un sistema binario. Los estudios han demostrado que el tamaño de la nebulosa aumenta con el tiempo, y las mediciones de esta tasa de aumento sugieren que el estallido estelar que formó los lóbulos ocurrió solo tan solo hace 1200, convirtiéndolo en un objeto extremadamente joven astronómicamente hablando.

Nebulosa Alas de Mariposa

Nebulosa Ojo de Gato

No podrían faltar los gatos en el Universo y uno de sus ojos lo veremos en la Nebulosa Ojo de Gato (The Cat’s Eye Nebula), una de las primeras nebulosas planetarias descubiertas, también tiene una de las formas más complejas conocidas en este tipo de nebulosa. Once anillos de gas forman el ojo de gato. La NGC-6543 fue descubierta por William Herchel en 1786.

Nebulosa ojo de gato

Nebulosa de la Hélice

La nebulosa Helix, nebulosa de la Hélice, nebulosa Helix , NGC 7293 o el ojo de Dios es una estrella moribunda lanzando polvo cósmico. Al morir, las polvorientas capas exteriores de la estrella se deshacen en el espacio, brillando por la intensa radiación ultravioleta que bombea el núcleo estelar caliente. Se sitúa tan solo a 680 años luz aproximadamente de la Tierra, siendo una de las más cercanas a nosotros. La descubrió Karl Ludwig Harding hacia 1824.

Nebulosa de la Hélice

Nebulosa del Insecto

La Nebulosa del Insecto, NGC 6302, es una de las nebulosas planetarias más brillantes (magnitud 10.1) y extremas conocidas y la forma una ardiente estrella moribunda. También es conocida como Alas de Mariposa y se encuentra en la constelación de Escorpión a más de 3300 años luz y fue descubierta por Edward Emerson Barnard antes de 1888.

Nebulosa del Insecto

Nebulosa de Orión

Una de las más famosas y más conocidas, no hay astrónomo que se inicie en la astronomía que no haya enfocado su primera vez el telescopio a este gran y brillante nebulosa que es incluso perceptible a simpre vista en la espada de Orión, por debajo de su cinturón. La Nebulosa de Orión, M42, o NGC 1976 tiene una magnitud aparente de +3. Es muy estudiada debido a que su interior es un núcleo de nacimiento de estrellas.

Nebulosa de Orión

Nebulosa de la Tarántula

Situada en la Gran Nube de Magallanes, la Nebulosa de la Tarántula es una de las regiones de formación de estrellas más grandes cerca de la Vía Láctea y por ello es una de las más brillantes ya que a pesar de estar a 170.000 años luz su magnitud alcanza los 8.

Nebulosa del Velo

Nebulosa de la Araña Roja

Enormes ondas están esculpidas en esta nebulosa de dos lóbulos llamada Nebulosa de la Araña Roja, ubicada a unos 3.000 años luz de distancia en la constelación de Sagitario. Esta cálida nebulosa planetaria alberga una de las estrellas más calientes conocidas y sus poderosos vientos estelares generan olas de 100 mil millones de kilómetros (62,4 mil millones de millas) de altura. Las ondas son causadas por choques supersónicos, formados cuando el gas local se comprime y se calienta frente a los lóbulos en rápida expansión. Los átomos atrapados en el impacto emiten la espectacular radiación que se ve en esta imagen. Se encuentra en la constelación de Sagitario y se denomina NGC-6537.

Nebulosa del Velo

Por último nos vamos a la constelación del Cisne, la que algunos llaman la cruz del norte, para ver la Nebulosa del Velo que pertenece al Bucle de Cisne o Cygnus y es tan extensa que está dividida en varias partes y por ello se designa con varias designaciones: NGC 6960, 6974, 6979, 6992, 6995, IC 1340, Bucle de Cygnus, Nebulosa Cirrus, Nebulosa Filamentaria, Nebulosa de la Escoba de la Bruja (NGC 6960) y Caldwell 33/34.

Imágenes: Nasa.