06/20/2021

Hawacowo

Información, noticias y actualidad para todos los humanos

La conjunción planetaria única de Júpiter y Saturno de diciembre de 2020

Una de los eventos astronómicos más importantes del año será el que suceda este último mes de diciembre de 2020. Una curiosa forma del cielo nocturno y los astros de despedirse de un año 2020 que estuvo marcado por la crisis y la nueva enfermedad del coronavirus Covid 19. Ojalá sea una hermosa forma de empezar a decir adiós a esta pandemia mundial que todos deseamos que acabe. Se trata de la fabulosa y única conjunción de dos de los planetas más brillantes del cielo nocturno después de Venus, que son Júpiter y Saturno.

Qué es una conjunción

En astronomía se denomina “conjunción” a la aproximación visual de dos planetas visibles o la Luna en el cielo nocturno. Son seis los planetas de nuestro sistema solar que podremos ver con nuestros ojos si contamos La Tierra; Júpiter, Saturno, Marte, Venus y Mercurio. Exceptuando nuestro planeta, todos los planetas nos parecerá que discurren por el firmamento cerca de una línea imaginaria que se denomina elíptica y que recorre las constelaciones zodiacales. Por ello, no es difícil que haya momentos que unos se encuentren cerca de otros formando lo que denominamos conjunción planetaria.

Saturno
Saturno – Imagen: NASA

Que no os confundan, Júpiter y Saturno pueden ser vistos todo el año en el cielo nocturno e incluso al atardecer y amanecer, depende de su localización e inclinación de la Tierra. Sin embargo esta conjunción planetaria de diciembre de 2020 será especial debido a que los planetas antes nombrados, Júpiter y Saturno, se acercarán tanto el uno del otro como no lo habían hecho desde hace muchos años, concretamente tuvimos buenas conjunciones de estos planetas en 1623 y en 1226.

Tampoco faltarán los fatalistas o los que verán un anuncio astral en esta conjunción. Hace siglos no era poco habitual que los magos o los videntes se basaran en la posición de los astros para vaticinar grandiosos sucesos o ver el futuro. Los cometas, los eclipses y todo lo que sucedía en el cielo nocturno estaba al orden del día, debido que aunque no lo pensemos, ese cielo formaba parte de sus vidas y su significado era vital. En la actualidad desde nuestras casas, pisos y ciudades llenas de luces muchas veces el cielo oscuro y el fascinante firmamento se nos pasan de largo.

La conjunción de los Reyes Magos de Oriente, la estrella de Belén

No es sencillo asegurar que Cristo nació el 25 de diciembre del año 0 y por eso muchos lo ponen en duda basándose en fenómenos astronómicos acaecidos años antes. Uno de los más significativos ocurrió el año 7 a. C, cuando Júpiter y Saturno se aproximaron formando conjunciones hasta en tres ocasiones en el mismo año en la constelación de Piscis. Júpiter representaba al gran rey y Saturno a la Justicia, mientras que Piscis era el pueblo judío. Así, de esta forma, los reyes magos de Oriente vaticinaron la llegada de Cristo, el hijo de Dios y no sería un cometa ni una estrella fugaz la verdadera estrella de Belén.

Cuándo será la conjunción planetaria

Mientras escribimos este artículo ya podrás disfrutar del acercamiento visual de estos dos planetas, pero el máximo acercamiento entre Júpiter y Saturno sucederá entre el 16 y el 25 de diciembre, siendo su máxima aproximación el 21 de diciembre, coincidiendo además con el solsticio de invierno de 2020.

A qué hora podré verla

No hará falta esperar a que se cierre la noche, pues estos dos brillantes planetas son visibles mucho antes de la oscuridad total. Es má,s desde el hemisferio norte tendrás que verlo antes de que anochezca y por lo tanto el día del máximo será antes de las 18:45 (UTC+1) y eso si tienes un horizonte despejado.

Hacia dónde debo mirar

A las horas de mejor visibilidad, como dijimos antes de las 19:00, no nos será difícil identificar el gran brillo de los dos planetas cercanos hacia el horizonte. De todas formas debemos mirar hacia el suroeste para poder ver la conjunción de Júpiter y Saturno, no muy lejos de donde se haya puesto el Sol.

Imagen sacada del programa https://stellarium.org/es/ de como se verían Júpiter y Saturno a través de un pequeño telescopio

¿Necesito un telescopio o unos prismáticos?

No, no necesitaremos un telescopio ni unos prismáticos, tu vista afortunada bastará para disfrutar de este espectáculo único de la astronomía. De todas formas este fenómeno astronómico tiene una particularidad, que es que si lo observas con un pequeño telescopio o a través de unos prismáticos podremos ver los dos planetas juntos en el mismo campo de visión. Si no lo sabéis, os decimos que con un pequeño telescopio de 5 cm de apertura o con unos sencillos prismáticos bastará para ver el anaranjado Júpiter perfectamente redondo y sus cuatro satélites galileanos, Ío, Europa, Calisto y Ganímedes. A su vez, de Saturno podremos ver perfectamente sus anillos y su gran satélite Titán. Así que imaginaros que imagen podréis ver en un sencillo aparato astronómico.

Quizás para algunos tan solo resulten dos puntos de luz brillantes en el horizonte pero para los que apreciáis el cosmos y la naturaleza seguro que encontraréis algún motivo y excusa para ir a ver este fenómeno tan poco habitual.