07/31/2021

Hawacowo

Información, noticias y actualidad para todos los humanos

Palm Jumeirah

Las extravagantes islas de Dubai

EAU, más conocido como Emiratos Árabes Unidos, es uno de los países de la península arábiga del Golfo Pérsico. Seguro que todos conocemos su relación con los hidrocarburos, el petróleo y el gas. A pesar de su pequeño tamaño (83.600 km2) en comparación con otros países, sus reservas de petróleo y gas son tan grandes que le permiten ser uno de los mayores productores del mundo. De hecho la producción de estos hidrocarburos en EAU suponen el 20% del PIB.

Además, en los últimos años, EAU, está intentando relanzar un sector que se ha convertido en el tercero de más importancia económica del país, el turismo. Gracias al clima cálido durante todo el año, la construcción de impresionantes infraestructuras turísticas y comerciales y a la apertura del país a occidente, el turismo ha crecido exponencialmente en los últimos años.

Dubai

Dejaremos para otra ocasión para hablar del respeto a los derechos humanos y a los trabajadores del país que precisamente en esto no ocupa una buena posición.

Emiratos Estados Unidos está constituido por siete emiratos y uno de ellos es el archiconocido Dubai, en donde se encuentra la ciudad del mismo nombre, el mayor centro comercial del país y uno de los grandes centros de transporte mundial de pasajeros y carga. 

Esta ciudad de más de 3.000.000 de habitantes ya es conocida mundialmente por sus extravagancias turísticas y por el derroche de lujo en muchas de sus ofertas. En los últimos años ha conseguido superar los 14.000.000 de visitantes al año, convirtiéndose en la cuarta ciudad más visitada del mundo.

Hotel

Entre sus extravagancias turísticas podremos encontrar una infinidad en Dubai, pero destacaremos el hotel Burj Al Arab, uno de los hoteles más lujosos del mundo del que se describe como un hotel de siete estrellas y el Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo, un rascacielos de 828 metros de altura.

Otra de sus extravagancias turísticas es el conjunto de islas artificiales que han sido construidas sobre su costa. Las más conocidas. son las Palm Islands y The World.

Palm Jumeirah

Las islas Palm Islands comenzaron a construirse en 2001 y para ello se necesitaron de 40.000 personas trabajando sin parar en turnos de 12 horas para formar este impresionante archipiélago con forma de palmera.

Palm Jumeirah

Palm Jumeirah alberga en la actualidad algunos de los complejos turísticos más lujosos de Dubai, como el Atlantis The Palm, Jumeirah Zabeel Saray, o el One & Only The Palm, además de numerosos restaurantes y zonas de ocio.

Palm Jebel Ali y Palm Deira 

Estas son dos de las islas que en principio completarían el archipiélago de Palm Islands. Su construcción se inició en octubre de 2002 y se pretendía acabar en 2008. Sin embargo, la recesión económica que afectó al mundo y a Dubái en esos años provocó que el proyecto fuera paralizado. Palm Jebel tiene la misma forma de palmera que Palm Jumeirah y Palm Deira ni siquiera fue finalizada y aún se pueden observar los restos de la construcción sobre el mar.

The World

Estas islas de Dubai tienen 40.000 metros cuadrados y son otras de las islas artificiales de la ciudad. Su extravagancia radica en la forma de este archipiélago, ya que consta de una multitud de islas que representan la forma de países y del mapa del mundo. Comenzaron a construirse en 2003 y en 2008 se finalizó el rompeolas. Para una mejor integración con el paisaje, el jeque de Dubai, ordenó que fueran empleados arena y rocas. Se necesitaron 321.000.000 m3 de arena y 386.000.000 tn de roca.

The World Islands

A pesar de que muchas de las islas (el 60%) fueron vendidas a millonarios que deseaban “comprar un país”, el proyecto no llegó a finalizarse, debido nuevamente a la crisis de finales de la primera década de siglo.

La construcción de estas islas no estuvo exenta de polémica ambiental y además llena de problemas técnicos y ambientales que amenazaron el proyecto constantemente. Entre ellos existe un posible hundimiento de las islas, contaminación del agua, grandes olas o las frecuentes tormentas.