03/03/2021

Hawacowo

Información, noticias y actualidad para todos los humanos

Uluru

Uluru, la montaña sagrada de Australia

Todos hemos visto en más de una ocasión la famosa figura de la formación rocosa anaranjada de Australia que se levanta en medio del desierto, tanto es así que Uluṟu se considera como uno de los sitios naturales más reconocibles del mundo entero. Uluṟu, también conocido como Ayers Rock, es el monumentos naturales más emblemático de Australia.

Dónde se localiza Uluru

Uluru se localiza en el centro de Australia, al sur del Territorio del Norte (Northern Territory) a unos 400 km al suroeste de Alice Springs. Esta montaña rocosa y otras se engloban y se protegen dentro de la figura del Parque nacional Uluṟu-Kata Tjuṯa.

Parque nacional Uluṟu-Kata Tjuṯa

El parque nacional de Uluṟu-Kata Tjuṯa abarca una extensión de 1326 km2 y su escenario se presenta en líneas generales como una extensa pradera de tipo estepario, en cuyo centro se elevan las montañas rocosas de Uluru o Ayers Rock y el Kata Tjuṯa o Monte Olga, antiguos lugares sagrados para los aborígenes. Estos dos relieves son muy característicos: el monte Olga, de 546 m de altura, tiene una extraña forma de cúpula excavada por pequeños valles, y Ayers Rock, la mayor atracción del parque, se alza como un centinela en pleno desierto.

Los ritmos naturales de vida se desarrollan en estricta dependencia de las variaciones climáticas: la vegetación, que está constituida principalmente por eucaliptos, crece exclusivamente junto a las rocas, aprovechando la mayor humedad. Los animales del parque (canguro, gato salvaje, dingo, zorro…) han adquirido hábitos nocturnos, por lo que descansan durante el día entre las rocas y en las cuevas.

Hay muchas especies animales en el parque, incluidos 21 mamíferos diferentes, 73 reptiles, 178 aves y 4 ranas que habitan en el desierto. Hay más de 400 especies de plantas diferentes que crecen en el parque. Muchas de estas plantas tienen usos tradicionales como alimentos, herramientas o medicinas .

Monte Uluru

Hasta la mitad del siglo pasado, este territorio, que está cercado al norte por los montes MacDonnell, estaba habitado exclusivamente por los aborígenes. En 1871 se descubrieron pasos practicables a través de la cadena montañosa, y por aquí llegaron los primeros colonos, que ayudados por el gobierno, se asentaron en esta zona y comenzaron a cultivarla. La inmigración acarreó, con el paso de los años, importantes alteraciones en el medio ambiente. Por consiguiente, después de la II Guerra Mundial, el gobierno de Australia cambio de actitud y declaró la zona parque nacional en el año 1950.

Uluru no es solo un accidente geológico en medio del desierto de Australia, sino que para el pueblo Anangu, que ha vivido durante cientos de años en los alrededores, también es un lugar sagrado que se extiende mucho más allá de la gran roca naranja. Es un lugar para respetar y esa ha sido otra de las razones para crear el Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta.

Pueblo Anangu

Los aborígenes australianos han estado viviendo y cultivando estas tierras desde el principio. Estuvieron aquí durante siglos antes de la invasión europea en el siglo XIX. Se trata del pueblo Anangu que cuenta con miles de años de antigüedad

Una de las leyendas y tradiciones de los Anangu nos cuenta que tanto la montaña de Uluru y sus cuevas fueron creadas durante el llamado “Sueño”, el momento en que los espíritus ancestrales crearon la tierra y las personas.

Para muchos, Uluru y su vecino Kata Tjuta no son solo rocas, son paisajes culturales que viven, respiran y son increíblemente sagrados. Conocido por ser el lugar de descanso de los antiguos espíritus de la región. Las costumbres y tradiciones culturales se transmiten y vinculan a las personas con la tierra y los animales.

Propiedad del pueblo Anangu , todavía actúan como guardianes del Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta y son la cultura más antigua conocida por el hombre.

Uluru o Ayers Rock

Se trata de uno de los mayores monolitos naturales del mundo, con una altura de 348 m, una longitud de tres kilómetros, una anchura de dos y medio y un perímetro de cerca de 9,4 km. La roca posee la peculiaridad de cambiar de color a medida que avanza el día, pasando del rosa asalmonado al rojo fuego.

Cada año, más de 250.000 personas vienen de todo el mundo para experimentar las maravillas naturales y culturales del parque nacional y de la montaña sagrada de Uluru o Ayers Rock.